lunes, 8 de noviembre de 2010

¿Un rincón de Hobittón o la casa de Harry Potter?: UNA ESTANTERÍA INSÓLITA

Una de las cualidades de una casa´"mágica" debe ser estar saturada de pequeños objetos que aparecen en los rincones más insospechados, o la instalación de muebles extraños en sitios inverosímiles. Y he aquí una solución que reunía esa idea de lo fantástico con la realidad de nuestra escacez de espacio y amor a los libros: Una estantería doble asentada en la viga central que atraviesa la vivienda de lado a lado entre la entrada y la cocina. Mi sueño era colocar una de esas pequeñas escaleras de bibliotecas que se deslizan sobre un raíl para llegar a los estantes superiores, pero me tuve que conformar con la estantería y una banqueta....
La lámpara situada en primer plano es una pieza de forja pintada de blanco que realizó mi abuelo y que, quienes conozcais este blog, habreis visto en la entrada " La guarida del Dragón blanco, de Junio del 2009" En este caso la trasformamos para adaptarla al espacio respetando su integridad original: la pintamos con esmalte color burdeos envejecido, la rosa de la base la diferenciamos con un toque de color más vivo y dos hojas de madera, y enredamos en los brazos del candelabro unos alambres finos con pequeñas bolitas de cristal.



Detalle de la estantería: Estos dragones alados de madera que utilizamos de ornamentación estaban ya presentes en la misma entrada referida antes "La guarida del dragón blanco", Junio 2009, aunque en esa ocasión se hallaban adheridos a la pared y las velas que sostenían eran plateadas. En este caso, aunque el color de la madera resulta diferente del color de la estantería que decoran, hemos renunciado a darles el mismo tono conscientes de que cuando nos mudemos de esta casa, es muy posible que adquieran una ubicación y sentidos completamente nuevos como ya ocurrió esta vez.



The other side of the moon... o lo que es lo mismo: la otra cara de la estantería: la que da al salóncito árabe sitaudo en el frontal del altillo donde se aloja nuestro dormitorio. A este lado, la estantería queda en el aire, a unos 30 cm del altillo, pero completamente a la mano...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada